El mundo en movimiento...


Del canto del ruiseñor al perfume de la rosa

Este viernes murieron dos grandes figuras de las letras; a los 89 años murió Harper Lee, autora de la famosa novela Matar a un ruiseñor, y a los 84, el escritor Umberto Eco, autor de El nombre de la rosa.
Lee nació en 1926 en Monroeville, Alabama. Asistió al Huntingdon College y estudió derecho en la Universidad de Alabama. Escribió además, Ve y pon un centinela, y recibió varios premios literarios, como el Pulitzer y la Medalla Presidencial de la Libertad.


Con Umberto Eco, se va uno de los pensadores más importantes de la era moderna. Medios italianos confirmaron la muerte del escritor, filósofo y experto en semiótica a los 84 años, quien desde hace tiempo padecía de cáncer.
Galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades en el 2000, escribió su último libro el pasado año, Número Cero, una crítica al mal periodismo, la mentira y la manipulación de la historia.


Libros y amor

Michael Morrison, presidente y editor de HarperCollins EE.UU. y Canadá expresó: “El mundo reconoce a Harper Lee como una brillante escritora, pero lo que muchos no saben es que era una mujer extraordinaria, llena de alegría, humildad y bondad. Disfrutó su vida de la forma que quería, en privado, rodeada de libros y las personas que la amaban. Siempre aprecio el tiempo que pasé con ella”. Su agente, Andrew Nurberng dijo: “Conocer a Nelle, estos últimos años no ha sido solo una delicia sino un extraordinario privilegio. Cuando la vi hace apenas seis semanas, estaba llena de vida, su mente y su ingenio tan travieso y agudo como siempre. Estaba citando a Thomas More y actualizándome sobre la historia de Tudor. Hemos perdido a una gran escritora, amiga y un referente de integridad”.

Ecos por Eco  

Tras conocer la noticia, el primer ministro italiano, Matteo Renzi, expresó sus condolencias a la familia y destacó de Eco su "inteligencia única" capaz de "anticipar el futuro". "Fue un ejemplo extraordinario de intelectual europeo, unía una inteligencia única con una incansable capacidad de anticipar el futuro", destacó Renzi, según informan los medios locales. "Es una pérdida enorme para la cultura, que echará de menos su escritura y su voz, su pensamiento agudo y vivo, su humanidad", concluyó.
Eco ya era considerado como una eminencia en círculos académicos, como uno de los semiólogos más importantes del mundo, antes de volverse mundialmente famoso en 1980, con la publicación de su novela El nombre de la rosa, libro que lleva ya vendidos 50 millones de ejemplares.
La novela fue un boom (tanto que años después fue llevada con éxito al cine, protagonizada por Sean Connery) que puso a los lectores a la expectativa de su segunda obra de ficción: 'El péndulo de Foucault' (1988), que también fue un gran bestseller. Otros de sus obras son: 'Apocalípticos e Integrados', 'Tratado de semiótica general', 'La misteriosa llama de la reina Loana' y 'El Cementerio de Praga'.

Eco nació en Alejandría, Italia, el 5 de enero de 1932, pero desde hace años vivía en Milán. Empezó a publicar en 1956, en concreto su tesis doctoral, titulada El problema estético en Tomás de Aquino.
Pese al éxito literario, Eco no se apartó de su papel en la docencia y siguió liderando la creación espacios de pensamiento como el Departamento de Comunicación de la Universidad de San Marino (1988) y La Escuela Superior de Estudios Humanísticos de Bolonia (2000) y a lo largo de su vida fue recibiendo diferentes honoris causa en numerosas universidades.
Otras de sus obras son 'Los límites de la interpretación' (1992), 'La isla del día de antes' (1994), 'Seis paseos por el bosque' (1996), 'Kant y el ornitorrinco' (1997), 'Baudolino' y su última obra 'Número Cero', publicada el año pasado.

CON 'LOS CINCO SENTIDOS DEL PERIODISTA', según Ryszard Kapuściński (1932-2007).

Un mapa que preocupa

Archivo del blog