El mundo en movimiento...


Maduro y la profecía del escritor fantástico Ray Bradbury

La esquizofrenia y alucinaciones del presidente “ilegítimo” de Venezuela, Nicolás Maduro, parecen agravarse cada día. Ahora confesó, con la espontaneidad ridícula que le caracteriza, que fue al futuro y volvió.
En un discurso que, por primera vez, habló de su gobierno cívico-militar, dijo: “Tengan la seguridad. Se los digo con certeza. Ya yo fui al futuro y volví y vi que todo sale bien y que la unión cívico-militar le garantiza la paz y la felicidad a nuestro pueblo”.

Como habitual proveedor incansable de disparates, las redes se han hecho una fiesta con memes y comentarios, en especial, aludiendo a la famosa película Volver al futuro. Pero, de lo que he leído y escuchado, lo que más me gustó fue la opinión del analista internacional, el argentino Claudio Fantini, entrevistado esta mañana por Marcelo Longobardi en su programa de radio Mitre de Argentina. Con su reconocida erudición, Fantini, recordó el cuento del escritor de literatura de anticipación, Ray Bradbury (1920-2012), El convector Toynbee, relato de ciencia ficción, publicado en Playboy en 1984.
En la imaginación del autor estadounidense, el protagonista viaja al futuro y vuelve en una máquina del tiempo, cosa que en el caso de Maduro, aún no sabemos en qué se desplazó.

El viaje en el tiempo del mandatario se suma, entre muchos otros dislates, a su encuentro en 2013, con el fallecido presidente Hugo Chávez quien se le apareció como “pajarito” y lo bendijo para ser su sucesor en el poder.
“De repente entró un pajarito, chiquitico, y me dio tres vueltas acá arriba. Se paró en una viga de madera y empezó a silbar, un silbido bonito. Me lo quedé viendo y también le silbé, pues. 'Si tú silbas, yo silbo', y silbé. El pajarito me vio raro, ¿no? Silbó un ratico, me dio una vuelta y se fue y yo sentí el espíritu de él”, dijo, durante aquella campaña electoral.

En mi opinión, lo que este político incapaz necesita, es más terapia que imaginación. Y por como está el país, ¡que sea urgente!

"El Rey tuerto" y todo lo que ve

La libertad, la violencia, la culpa, el perdón… Los temas trascendentes de la vida, curiosamente, en una comedia. Obra de teatro llevada al cine en 2015 por Marc Crehuet, con magistral actuación.
Es una película catalana, pero podría ser el caso del ex estudiante ecuatoriano del Mejía, Édison Cosíos, también herido por un policía, aunque mucho más grave que el protagonista de la película, como la demuestra el reciente reportaje premiado con el Jorge Mantilla Ortega de Fotoperiodismo, de Gianna Benalcazar, por su trabajo en “Édison Cosíos y una batalla que no se da por perdida”, publicado en la revista Plan V. En Cinemateca Ecuador, donde se volverá a proyectar el próximo sábado 1 a las 17 hs. 
Muy recomendable, para reír y reflexionar en serio. 

La fortuna de los “diezmos” del Correísmo, ¿Adónde fueron?

El hombre que calculaba. 
Según denuncias recientes contra la vicepresidenta María Alejandra Vicuña y la destituida Norma “la recaudadora”, hagamos un ejercicio simple de matemáticas con cifras promedio: si les cobraban 1.000 dólares por mes a cada asesor y tenían 3 por asambleísta, en 2013-17, cuando eran más de 100 de Alianza País, hay que multiplicar 1.000 x 3 funcionarios x 12 meses y x 100 legisladores, lo que nos da 3 millones 600.000 dólares. En cuatro años, ¡14,4 millones!
¿Se imaginan a Ricardo Patiño con 60 asesores en Cancillería y Glas con más de 20? ¡Una fortuna! Y ni imaginar durante diez años, si les cobraron a decenas de miles de contratados en todo el gobierno.
Claro, nos dicen, es fácil criticar a Correa porque está prófugo de la justicia. Pero ante cualquier duda, el propio asambleísta Viteri dijo que el expresidente los reunía en Carondelet para verificar el pago de sus legisladores. Y los más grave en todo esto, ¿adónde fueron a parar todos esos millones? 





CON 'LOS CINCO SENTIDOS DEL PERIODISTA', según Ryszard Kapuściński (1932-2007).

Un mapa que preocupa

Archivo del blog