El mundo en movimiento...


La mordida más amarga de Suárez

Lo sancionaron con nueve partidos. 
Obviamente, morder es una conducta antideportiva. Igual o peor que tirarle el pelo a un jugador, apretarle los testículos o entrar con una plancha y fracturar al contrario. Pero también es cierto que es menos grave que no cobrar un penal, como lo hizo el árbitro japonés, Yuichi Nishimura, favoreciendo a Brasil, lo que cambió la historia del mundial.
Si esta medida es ejemplarizante, ¿qué habría que hacer con el presidente de FIFA Joseph Blatter, su colega anterior, Joao Havelange y otros mafiosos? "En el fútbol a mí me enseñaron que se cumple lo que manda el juez. Y si vamos a tomar lo que sale en televisión hay un montón de penales y metidas de mano que habría que cobrar y no se cobran. Así que . ¡mala suerte!". José Mujica, presidente de Uruguay.

CON 'LOS CINCO SENTIDOS DEL PERIODISTA', según Ryszard Kapuściński (1932-2007).

Un mapa que preocupa

Archivo del blog