El mundo en movimiento...


El extraño caso del Ing. Glas y Mr. Hyde (hide*)

El vicepresidente Jorge Glas sigue gritando que es honesto. Lo hace en la Asamblea Nacional, en cadena de TV de su propia vicepresidencia, giras oficiales y declaraciones ante la prensa que terminan cuando le hacen alguna pregunta incómoda.
Debe ser difícil ser Jorge Glas. Poner su nombre en Google y que aparezcan cientos de miles de links vinculándolo a la corrupción. Leer diarios y aparecer en grandes titulares. O escuchar la radio, ver los noticieros de televisión que comienzan revelando datos, recordando sus gestiones, y todas sobre corrupción.
“La justicia no es un circo ni un show”, dice enojado. Pero el protagonista siempre es él que descalifica a los denunciantes y críticos y hasta a las mujeres de “histéricas”.
Dice que la lucha contra la corrupción empezó en 2007. A mí, lo que más me desagrada es la mentira. Creo que otra vez se confundió. ¿No habrá querido decir que la corrupción, de la que se le acusa, empezó en 2007?
Su situación me hace recordar el maravilloso clásico escrito por Robert Louis Stevenson (1850-1894), “El extraordinario caso del Dr Jekyll y Mr. Hyde”. Claro que éste es una fascinante ficción, y la de Glas, una implacable realidad. En especial la confesión final del atormentado protagonista:
A menos, pues, de un milagro es esta la última vez que Henry Jekyll podrá pensar con sus propios pensamientos y ver en el espejo su propio rostro (¡qué tristemente cambiado!)…
¿Morirá Hyde en el cadalso? ¿O encontrará en sí mismo el valor suficiente para liberarse de sí mismo en el último instante?...

*Hide. Esconder, en inglés.

CON 'LOS CINCO SENTIDOS DEL PERIODISTA', según Ryszard Kapuściński (1932-2007).

Un mapa que preocupa

Archivo del blog