El mundo en movimiento...


Bonil y su arma de destrucción +IVA

El humor al banquillo. El caricaturista ecuatoriano, Bonil, se superó a si mismo, y sorprendió en una nueva audiencia al llegar con dos lápices gigantes para justificar cómo elabora su arte. 
La Superintendencia de Comunicación e Información lo acusa de “deslegitimar la acción de la autoridad y apoyar a la agitación social”, por publicar una caricatura sobre el allanamiento de la casa del asesor legislativo, Fernando Villavicencio. Por ello, pidió conocer el subersiómetro, con que midieron tal cosa.
Si esto no ocupara las portadas de diarios y noticieros, sería difícil creer que está pasando. 

Lo que dice un dibujo...

CON 'LOS CINCO SENTIDOS DEL PERIODISTA', según Ryszard Kapuściński (1932-2007).

Un mapa que preocupa

Archivo del blog