El mundo en movimiento...


Correa y el Papa; ¿se curará el incontinente verbal?

Este sábado 20 de mayo 'Yo el Supremo', Correa, compite nada menos que con el Papa. Hace su última Sabatina desde Los Samanes en Guayaquil. O sea, se va a la Concha Acústica en aquella ciudad.
Como todo lo suyo, es a lo grande. 10.000 almas para aclamarlo. Aviones con invitados y prensa acreditada. Artistas que musicalizan su revolución. Otro hito presidencial que se suma a 16 Honoris Causa gestionados a nivel mundial por el Departamento de Propaganda oficial. Será tapa y comienzo de medios oficiales, que la mayoría de ecuatorianos no verán.


Hagamos unas operaciones básicas:
523 sabatinas, a tres horas cada una, 1569 horas. Eso equivale a 65 días hablando sin parar. ¡Más de dos meses! 


Como si empezaras a leerme hoy, y lo hicieras sin parar hasta el próximo mes de julio 2017. Debería escribir muy bien para lograr captar tu atención ¿no te parece? Y eso, sin contar todas las otras declaraciones e informaciones de medios de comunicación, con inauguraciones, debates, mítines políticos, cumbres, y saludos –partidarios y oficiales- desde el balcón de Carondolet... ¿Se imaginan esa cantidad de horas en TV y radio para difundir programas de interés, con profesionales que lo hagan bien? Sólo eso, sin tener en cuenta los millones de dólares del gasto en tiempo de trabajo, las contrataciones -camarógrafos, sonidistas, editores, locutores, actores, humoristas, traductores-, producciones, viajes del material, profesionales y gente que aplauda. ¿Saben en el Récords Guinnes que estamos ante una marca mundial de este fenómeno comunicativo? Ah no, Venezuela nos supera.

CON 'LOS CINCO SENTIDOS DEL PERIODISTA', según Ryszard Kapuściński (1932-2007).

Un mapa que preocupa

Archivo del blog